Neil Young & Crazy Horse: Down By The River

Otro de los grandes, de los más grandes. Un tipo al que tendrán que buscar una isla desierta para ser enterrado. En su tumba retumbarán sus músicas y no dejaría descansar en paz a sus vecinos.
Cuando el hombre (y la mujer, seamos políticamente correctos) empiecen a dejar las latas de Coca-Cola tiradas sobre el suelo de Marte, este señor seguirá dando por culo a los ‘modelnos’ … sabe lo que se hace y sus canciones son himnos a la alegría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.